Condenados a los orígenes, pero con el ‘factor Pastor’

Tony Pola, periodista vallisoletano que actualmente ejerce de Jefe de Informativos en Cope Benidorm, nos deja este artículo de opinión.

Desafortunadamente hay deportes que no obtienen el reconocimiento mediático y económico que merecen. Lo estamos viendo estos días en los JJOO con disciplinas como el Judo, donde nuestros deportistas se dejan la piel y al día siguiente tienen que volver a pelear con patrocinadores, etc. para sufragar su pasión. Eso por no hablar de la nula representación que en los medios se da a actividades físicas, mal llamadas a veces, minoritarias.

 

Concretamente el balonmano, precioso deporte por cierto, no es ajeno a esta situación de crisis. Lamentablemente tampoco el Cuatro Rayas Valladolid ha podido fintar a este peligroso adversario económico. La temporada 2012/2013 se presenta por ello para los de Pastor como una vuelta a los orígenes. Condenados a renunciar a seguir representando a la ciudad del Pisuerga por Europa y resignados a sobrevivir en Asobal (otros como el San Antonio no han corrido igual suerte) la mezcla entre veteranía y cantera será más que nunca necesaria. Los Ávila o Fernando Hernández deben guiar a los jóvenes y tirar de un equipo que va a echar de menos a gente como Sierra, que al igual que otros balonmanistas españoles, han tenido que emigrar ante el mal momento de este deporte en España.

 

La situación es poco ilusionante a priori este año en Huerta del Rey: críticas a la gestión, salidas de jugadores, disminución de presupuesto, renuncia a Europa… Otro equipo en nuestra piel quizás hubiera tirado la toalla. Afortunadamente el Balonmano Valladolid cuenta en sus filas con el ‘Ferguson español’, Juan Carlos Pastor. El vallisoletano es experto en exprimir las posibilidades de una plantilla ajustada, más que nunca, dada la situación económica. Si hay alguien que puede hacer mucho con poco ese es Pastor. Los años pasan por el físicamente (basta ver imágenes de hace unas temporadas), pero parece que mentalmente sigue con ganas de renovarse y reinventarse cada temporada. Es el año del ‘más difícil todavía’ para el míster. Seguro que otra temporada más, con el apoyo de la afición y los patrocinadores, como Cuatro Rayas, volverán a sentir los colores y a seguir siendo un conjunto del que sentirse orgullosos. Suerte y… ¡A por ellos chicos!

Redaccion

Sígueme en Twitter: @bmv_com

Deja un comentario